Amsterdam Gran inicia burdel operado por prostitutas

En una apuesta por mejorar las condiciones laborales del sector de las relaciones sexuales de la ciudad, hoy en día se abrirá un nuevo burdel operado por prostitutas por cuenta propia a través del gran que involucra a Amsterdam. Un buen coraje de las autoridades de la ciudad, el burdel más nuevo consume 15 "ventanas" en 4 complejos sobre el llamado Wallen, la sección de luz roja de Amsterdam. Con respecto a 40 sexo, el personal puede funcionar fuera del edificio, que puede ser operado por el trabajo de base conocido como Mi luz roja personal, por el cual las prostitutas consideran una parte comprometida. “Todo en este emprendimiento, a través del reglamento para la decoración de los dormitorios, se entiende a través del personal sexual”, mencionó una de las prostitutas requeridas, quien requirió permanecer anónima. "Es mi propio deseo que My own Sore point ofrezca espacios de trabajo agradables, exactamente donde el personal de relaciones sexuales pueda ser quien es y sentirse agradable". La prostitución ha sido legal en Holanda desde el año 2000. Las personas que simplemente aman los negocios de relaciones sexuales deben obtener una licencia y aferrarse a las regulaciones de la ciudad y el condado, aunque la prostitución es realmente una profesión legal y se prevé que sus practicantes cubran los impuestos. Los holandeses reales esperaban que simplemente legalizando la prostitución pudieran producir un sector amoroso "limpio", donde el personal sexual imparcial puede ganar dinero sin fin con los proxenetas. No funcionó de esa manera. Ámsterdam sigue siendo un lugar crucial para los traficantes individuales, generalmente a través de bandas criminales en Europa del Este. El Wallen real, el mejor informe de Ámsterdam en el área de puntos dolorosos. Foto: Rex / Shutterstock En un intento de luchar contra la delincuencia organizada en una región de luz de equilibrio negativo, Amsterdam comenzó a concluir las ventanas de las casas sobre el Wallen en 2007. Sin embargo, esta póliza de seguro obtuvo resultados secundarios negativos con respecto a las prostitutas. Debido a su escasez, el alquiler particular de ventanas de vidrio elevado. Algunos administradores de propiedades notaron la oportunidad de hacer que las mujeres paguen por su pantalla incluso si no funcionaban, por ejemplo, durante las vacaciones o en tiempos de enfermedad. Con esta nueva iniciativa en particular, Amsterdam desea permitir que las prostitutas funcionen por separado. putas “Los empleados sexuales determinan sus condiciones particulares de alquiler y trabajan varias horas”, dice Marieke p Ridder, parte de su junta de monitoreo asociada con Our Red Light. “También habrá una gestión más sociable, ya que los trabajadores sexuales dentro de mi punto Sore podrían ser más parte de la otra persona. Hay un salón único en el que pueden consumir té verde y socializar juntos; los clientes están prohibidos actualmente allí. Desarrollar, se informarán entre sí con respecto a cosas como negociar o quizás trabajar con clientes molestos ".

El alcalde de Amsterdam, Eberhard truck som Laan, visitó excelentes programas que hicieron que casi todos se llevaran a cabo. Debido a su compromiso, el Nederlander en particular ha recibido el nombre del proyecto como el “burdel municipal” particular. Aunque la directora del sistema de prostitución de la ciudad, Sonja Pol, se apresura a enfatizar que esto simplemente no es cierto. “El gran hizo todo lo que estuvo a su alcance para ayudarlo a comenzar el proyecto: la revisión de la practicidad, la evaluación de riesgos, la recepción de las celebraciones correctas en todo el escritorio, la localización de compradores y también financieros. Pero actualmente ya no participamos en ningún papel en la tarea, simplemente verificamos la idea durante un par de años más ". La señora agrega: “El esfuerzo puede ser emocionante con respecto a Ámsterdam porque podría ayudar con la emancipación particular y también con el trabajo por cuenta propia con respecto al personal de relaciones sexuales en Ámsterdam. Siempre que las trabajadoras sexuales tienen un estado de dónde, cómo y cuándo operan, estas personas disminuyen dependiendo de las organizaciones. Al crear su burdel particular, el personal sexual obtiene información, encuentro y una posición para desarrollarse por su cuenta ".
Hombres prostituta asociados con el inicio de My Sore punto arreglado. “Gracias a mi propia Red Light, he experimentado un tremendo crecimiento personal y profesional”, afirmó. “Todos los trabajadores de relaciones sexuales que participan en el objetivo emancipatorio compartido. Eso es algo muy especial “.

Área de puntos delicados de Ámsterdam en ’08. Se dan numerosas “ventanas” que recientemente no se han abierto para que pueda depurar la ubicación del crimen organizado. Foto: Philip Dejong / AP El burdel fresco se encuentra en varios complejos que Amsterdam compró hace 3 años a su infame propietario de burdel, el “Gordo” Charles Geerts, a menudo conocido como su Rey con los Wallen, en un esfuerzo por llevarlo a abandonar la sección real del punto doloroso. Sus estructuras finalmente se han distribuido con un sociable pago de gastos, que la vivienda les cuesta a My Red Light.

Su banco estándar de Nederlander, Rabobank, le ha otorgado a My own Red Light un préstamo bancario inicial, y la institución médica HVO-Querido brinda orientación para sus prostitutas, casi todas las cuales no tienen mucho y no tienen capacitación sobre cómo establecer un negocio. .

Sus suites son más grandes y de colores mucho más brillantes de lo que es común en el barrio rojo de Ámsterdam. El plan suele ser organizar adicionalmente programas y clases para las prostitutas reales. “Estamos planificando cursos de masaje terapéutico, pero también de contabilidad y de las facetas financieras del proyecto”, explicó De Ridder.

“Estamos muy ansiosos por este experimento en particular”, agregó su mujer. “Porque si se computa, tenemos un modelo completamente nuevo relacionado con la prostitución. También estamos nerviosos por saber exactamente cómo los habitantes de la comunidad, así como los administradores de propiedades de ventanas, responderán con el tiempo. ¿Lo aceptarán o cambiarán en su contra? ”

Nadie de Holanda pensará en el nuevo burdel. La especialista en prostitución Karin Werkman considera que toda la empresa es cuestionable. “Uno simplemente no puede darse cuenta de si una mujer que contrata una pantalla generalmente entregará o no las ganancias de la mujer a un proxeneta”, explicó la señora. “La prostitución es realmente una forma de explotación sexual, e incluso en una atmósfera manipulada puede que simplemente no haya garantías con respecto a la prostitución ‘limpia’. Las únicas personas que hacen uso de esto son los clientes de relaciones sexuales. Podrían darse cuenta por sí mismos que al visitar esta área están empleando la prostitución “limpia”. Pero eso en realidad es una fantasía “.

Además, la señora percibe que el esfuerzo del consejo para iniciar el trabajo es realmente un desafío. “Las autoridades llegan a la conclusión de su ingenio en relación con todos los temas junto con la criminalidad en el distrito de iluminación roja. Por eso estas personas quieren hacer un movimiento increíblemente moderno. Realmente es de interés del consejo que todo termine correctamente. Realmente pienso, en caso de que algo realmente salga mal, en caso de que encuentres proxenetas preocupados, ¿podemos terminar siendo debidamente informados?

“No hay garantías de que en los negocios operados haciendo el amor al personal por su cuenta hay pocos cambios en cualquier momento, equivocarse”, agrega Pol. “Y el consejo se da cuenta de que Will Our Red Light no es la solución para sus problemas dentro del sector de hacer el amor. Eso no es a lo que se refiere este proyecto específico. Puede que sepan sobre lo que suelen tener como objetivo el poder para hacer el amor a los empleados “.

Siga las Ciudades Madre o Padre en Twitter y Facebook para suscribirse a su debate, y descubra cada uno de nuestros salve lo siguiente

admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *